Press Releases
print

IFC y Colombia Completan la Concesión de la Carretera Ruta del Sol; uno de los proyectos de infraestructura más grande del país a la fecha


En Perú:
Clara Ugarte Perrin, IFC
Tel.: (511) 611-2501
E-mail: cugarteperrin@ifc.org


En Perú:
Clara Ugarte Perrin, IFC
Tel.: (511) 611-2501
E-mail: cugarteperrin@ifc.org


IFC y Colombia Completan la Concesión de la Carretera Ruta del Sol; uno de los proyectos de infraestructura más grande del país a la fecha

Washington, D.C., 5 de agosto de 2010 — IFC, miembro del grupo del Banco Mundial y el Gobierno de Colombia anunciaron hoy la finalización de la tercera y última concesión del proyecto Ruta del Sol, una autopista de 1,071 km entre el interior de la nación y la costa del Caribe que vinculará a los principales centros agrícolas, industriales y urbanos de Colombia.

La concesión final fue otorgada a Yuma Concesionaria S.A. PSF, un consorcio liderado por la empresa de construcción italiana Impregilo y el grupo financiero Bancolombia. El proyecto de 900 millones de dólares incluye la rehabilitación, expansión y operación de una sección existente de 464 kms de un solo carril. Los ingresos se derivarán de una combinación de peajes y pagos de disponibilidad con el término de la concesión en 25 años.

"Adjudicar los contratos ha sido un proceso altamente competitivo, con excelentes participantes nacionales e internacionales, a quienes se ofrecieron todas las garantías de transparencia, igualdad de condiciones y la evaluación profesional de sus propuestas," dijo Andrés Uriel Gallego Henao, Ministro de Transporte de Colombia. "El Gobierno está muy satisfecho con los resultados de los procesos de licitación para un proyecto que beneficiará enormemente a todo el país".

Con una inversión total de 2,7 millones de dólares, Ruta del Sol promoverá el desarrollo sostenible de Colombia y el crecimiento económico mediante la mejora de la red de carreteras principales del país. Es uno de los principales proyectos de infraestructura de Colombia hasta la fecha y uno de los mayores en la región. La carretera pasa por 39 municipios, controlando el tráfico de centros urbanos, como Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena y Bucaramanga. Se espera que el proyecto ayude a reducir el tiempo de viaje a lo largo de la ruta por aproximadamente tres horas, aumentando la seguridad vial y reduciendo los costos de transporte. Además, Ruta del Sol proporcionará a las comunidades rurales con mejor acceso a muchas partes del país.

"Ruta del sol demuestra el compromiso de Colombia para hacer frente a sus necesidades de infraestructura y el valor de las asociaciones del sector privado en la prestación de servicios y la satisfacción de esas necesidades," dijo Richard Cabello, Jefe de Servicios de Asesoría en Sociedades Púbico-Privadas de IFC. "IFC está convencido que el proyecto Ruta del Sol llevará el país a nuevos niveles de competitividad y lo conducirá a un futuro más sostenible para el pueblo colombiano".

La estrategia de IFC en Colombia se enfoca en apoyar a los sectores que son esenciales para el desarrollo social y económico, incluyendo infraestructura, salud, educación y asociaciones públicas y privadas en transporte, energía renovable y agua y saneamiento. En Junio de 2010, la cartera comprometida de IFC en Colombia fue de 1,06 millones de dólares.

Sobre IFC
IFC, miembro del Grupo del Banco Mundial, es la principal institución global de desarrollo dedicada al sector privado en economías emergentes. IFC crea oportunidades para que las personas puedan salir de la pobreza y mejorar sus condiciones de vida. Para ello, proporciona financiamiento que apoya a las empresas a generar más empleo y suministrar servicios esenciales, moviliza capital de terceros y presta servicios de asesoría orientados al desarrollo sostenible. Pese a la incertidumbre económica mundial, nuevas inversiones de IFC alcanzaron un récord de $18 000 millones en el ejercicio fiscal 2010. Para más información, visite www.ifc.org.

Sobre el Proyecto Ruta del Sol
IFC asesoró al gobierno Colombiano en la estructuración del proyecto de tres concesiones en cooperación con el Instituto Nacional de Concesiones (INCO) del Ministerio de Transporte de Colombia. Originalmente concebida por INCO como una sola concesión, el proyecto se dividió en tres partes debido a su magnitud y a la necesidad de mitigar el riesgo de los inversores durante la crisis financiera mundial. Cada parte fue licitada como una concesión independiente.

La primera sección, que implica la construcción y operación de un tramo nuevo de 78 km de dos carriles, fue otorgada a un consorcio liderado por empresas constructoras colombianas Grupo Solarte y ConConcreto S.A. y la Argentina Iecsa S.A. La segunda sección, que implica la rehabilitación, expansión, operación y mantenimiento de una carretera existente, de 528 km, fue adjudicada a un consorcio liderado por la Constructora Norberto Odebrecht de Brasil y el grupo financiero colombiano Corficolombiana.

La participación de IFC en el proyecto de múltiples fases, también incluyó la contratación y supervisión de consultores locales e internacionales en áreas de ingeniería, tráfico, ambiental y sociales, adquisición de tierras para llevar a cabo la diligencia debida del proyecto y preparar estudios detallados para la estructuración e información de mercado.